Día Internacional de la Enfermedad Celíaca

Se conmemora el 5 de mayo con el fin de concientizar a la comunidad sobre esta patología y promover la búsqueda de soluciones para las personas afectadas. La celiaquía tiene un alto grado de prevalencia en la población de nuestro país pues, de acuerdo a estimaciones del Ministerio de Salud de la Nación, se calcula que una de cada cien personas la padecen.
Una vez diagnosticada, su tratamiento consiste únicamente en una dieta estricta de Alimentos Libres de Gluten (ALG), que deberá mantenerse de por vida. La seguridad de los ALG es prioritaria en el esquema de construcción de salud. Por ese motivo, diversas instituciones, entre ellas la ANMAT, vienen desarrollando una serie de estrategias, acciones y actividades para satisfacer las necesidades de la comunidad celíaca.
El ANMAT pubica un listado de los Alimentos Libres de Gluten (ALG) nacionales e importados registrados en el país, con el fin de facilitar el acceso a la información pública a los profesionales de la salud y los ciudadanos
http://www.anmat.gov.ar/Alimentos/libres_gluten/Alimentos_Libres_de_Gluten.asp

La celiaquía es la intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y productos derivados de estos cuatro cereales. Pueden padecerla tanto niños como adultos. Actualmente, la incidencia es mayor en mujeres, que en varones.
Las proteínas se clasifican en dos grupos, prolaminas y gluteninas. Las prolaminas reciben distintos nombres según el cereal de origen:
• Trigo = gliadina
• Avena = avenina
• Cebada = hordeína
• Centeno = secalina

Esta intolerancia produce una lesión característica de la mucosa intestinal provocando una atrofia de las vellosidades del intestino delgado, lo que altera o disminuye la absorción de los nutrientes de los alimentos
-proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas-.
Se dice que la celiaquía es una condición autoinmune, es decir que el sistema de defensa de los celíacos reconocería como “extraño” o no perteneciente al organismo, al gluten, y produciría anticuerpos o “defensas” contra el mismo. Estos anticuerpos provocarían la lesión del intestino con destrucción o atrofia de su mucosa (capa interior del intestino), produciéndose una alteración en la absorción de los alimentos.



×

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

Afiliarme